Historia del Mini

El Mini ha sido uno de los automóviles más longevos en la historia, habiéndose producido desde 1959 hasta el año 2000, prácticamente sin cambios pero eso sí, bajo distintas marcas. La última, BMW, a partir de 2001 lo transformó y modernizó rebautizándolo como el nuevo MINI.

La British Motor Corporation (en adelante BMC) se formó en en 1952 con las siguientes marcas: MG, Wolseley, Riley, Austin Motor y Morris Motor. En 1968 se funde a su vez con British Leyland Motor que poseía a Jaguar, Rover y Land Rover. Surgió así la Britsh Leyland Motor Corporation.
En 1986 se pasa a llamar Rover Group y en 1989 (ya sin Jaguar ni Land Rover que pasan a manos de Ford) se denomina MG-Rover Group. BMW la compró y pronto le vendió la mayor parte a Saic (empresa china) excepto Mini.
Por otro lado la empresa india Tata compró Jaguar y Land Rover a Ford.

Es por esto por lo que el Mini se fabricó bajo el nombre de Austin Seven, Wolseley Hornet, Riley Elf, Austin Mini, Morris Minor y Mini “a secas”.

El Mini se fabricó a parte de en Reino Unido, en Australia, Bélgica, Chile, Italia, Portugal, Sudáfrica, España, Uruguay, Venezuela y Yugoslavia. Tuvo varios restylings a lo largo de su historia y una versión alargada denominada “clubman”. Además hubo uno van (comercial), familiar, furgoneta, pick-up y un todoterreno denominado “Moke”.

En España el Mini tuvo también una curiosa historia.

Nueva Montaña Quijano S.A. (en adelante NMQ) era una empresa santanderina que fabricaba desde 1956 componentes para Fasa-Renault. Su contrato finalizaba en 1965 por lo que tuvo que ponerse en marcha para no quedarse parada y seguir fabricando material para alguna empresa.
Así, en 1966 se constituye la empresa AUTHI (automóviles de turismo hispano-ingleses) tras el acuerdo entre NMQ y la BMC. Además se construye la fábrica en Landaben (Pamplona) que de inicio da salida a los Morris y MG 1100.

El primer Mini “español” salió de fabrica en Octubre de 1968. Se trataba del Mini 1275C, que para empezar en España no estaba nada mal ya que venía con asientos de cuero,tablero interior de madera nogal, cuentarrevoluciones y servofreno. Poseía un motor de 1275 cc que daba una potencia de 57 CV a 6200 rpm. Superaba la cifra de 140 km/h y se vendió como un deportivo a un precio de 125.000 ptas. Se fabricaron un total de 2966 unidades.
En ese año British Leyland compra el 51% de NMQ tomando el control total sobre Authi ya que los beneficios no son los que se esperaban debido al pobre poder económico de los españoles de la época.

Fotos exterior e interior del Mini 1275-C:

En 1969 se comercializó el Mini 1000 Especial “E” y Standard “S” (1000 normal y “B”). Ambos montaban el mismo motor aunque con distinta relación de compresión y carburador, un 1000 cc con 38’5 CV a 5250 rpm, llegando a los 125 Km/h en el caso del “S” y el mismo pero dando 50 CV a 5200 rpm con una velocidad máxima de 135 Km/h en el caso del “E”
La diferencia radicaba en el acabado ya que el Especial poseía asientos de cuero regulables, tablero de madera, guarnecidos más vistosos, alfombras de moqueta, etc.
El “S” costaba 92.500 ptas. y el “E” 114.900 ptas. y su producción fue de 6347 y 6632 unidades respectivamente. Estos modelos corresponden con la segunda generación denominada MKII de los modelos ingleses. Los MKI originales no se fabricaron como tal en España.